sábado, 1 de marzo de 2008

Tu boca

Hoy es el recuerdo de tu boca, dulce y cruel, lo que me tiene en vilo, deseándote. Me cuesta esperar hasta mañana para tenerla... Eres mi vicio.

2 comentarios:

Dorada dijo...

Joder, yo hoy estoy igual.
Ayes lo vi, lo desee, lo aprisioné contra mí, pero habian camisas, chaquetas y bufanda por en medio. Se fue, obligaciones serias.
Hoy hemos hablado, creí que me comía el móvil. Es mi vicio, mi camello, mi chute diario, mi éxtasis... Y yo soy yonki. Lo reconozco. Yonki de él.

PD: Por cierto... porfavor explícame esa eyaculación que tuviste. De verdad. ¿Qué sentiste? ¿Cómo llegaste? Lo quiero saber todo.

Nikki dijo...

Qué fuerte es desear a alguien tan intensamente, verdad? esa torturadora espera hasta el momento en que estás con él...y entonces te liberas del ansia y los segundos pasan tan rápido... y luego el dolor se separarse otra vez, sin saber exactamente cuando lo volveras a ver...

Lo de la eyaculación, explica Julia de la Vega que hay que poner los dedos "de Spiderman", o sea curvados hacia arriba el corazón y el anular y golpear rápido y fuerte "el cielo" de la vagina, como si quisieras hacer un agujero hasta el ombligo jajajaja Yo tardé un rato largo, pero el orgasmo fue muy extraño, diferente, parece como si se te escapara el pis, pero no es orina lo que sale, supongo que cuando aprendes a hacerlo bien, ya no te contienes y lo dejas fluir pues lo disfrutas más... A ver si encuentro a algún hombre que me lo sepa hacer jajaja Besitos wapi!