jueves, 27 de marzo de 2008

Ella




Ella se levanta de la siesta de mal humor. Siempre le pasa. Odia sentirse desorientada al despertar, no saber si es de día o de noche, con la sensación de que es el día siguiente y llega tarde a trabajar... Pero hoy necesitaba dormir un rato.

Está cansada tras el día de curro, está cansada tras la noche en que ha probado por primera vez carne argentina... y no precisamente en un restaurante...

Tiene el tiempo justo para arreglarse antes de que la vengan a buscar esta noche.

Ya en la ducha, observa sus uñas, de las manos, de los pies, pintadas de un rojo sangre. Se estan empezando a descascarillar, necesitan una nueva capa de esmalte... como su ánimo.
La música del primer album de Garbage, que suena a toda ostia desde los altavoces de su mp3, cuadra con su estado a la perfección ("I'm only happy when it rains, I'm only happy when it's complicated...") Baila bajo el agua muy muy caliente, intentando diluir los fantasmas que la atormentan.


Algunos de los hombres que pueblan su vida ocupan su mente, se siente utilizada por unos, desatendida por otros... Esta semana muchos planes están saliendo mal. Y eso le molesta, mucho. Muchísimo. Pero no piensa dejar que nadie se lo note.

Puedo intuir su mirada cabreada reflejada en la mampara de la ducha. Pero empieza a sentirse sensual , atractiva, el masaje del agua la relaja, la dulcifica.


Ante el espejo, se da una buena capa de maquillaje en la cara, una buena capa de barniz impermeable en el alma. Ahí es donde están las antiguas cicatrices, aún duelen. Pero no volverá a dejar que un hombre la hiera. Nadie llega hasta ahí. Ella no lo permite.


Termina de arreglarse, se pone sus medias negras, el culotte rojo y negro que le da un aspecto tan sexy cuando se desnuda, el vestido negro ajustado y escotado que le da tanta suerte en sus citas.


Su nombre es April Bell. Es una loba blanca disfrazada de mujer pelirroja. Está lista para cazar esta noche. Lista para seducir y ser seducida.

En cualquier momento sonará su móvil y él estará esperando en su puerta para llevarla a cenar.

Espera pasar un buen rato, confía en que su sombrío humor cambie. Él no tiene por que pagar por las culpas de otros.

7 comentarios:

jordi dijo...

me gusta que escribas. mucho. que escribas mucho.

he bebido 3 voll damm y no he comido, sigo trabajando.

sabes cúanto me gustan tu carmín y tu piel?

jordi

Maldita inocencia dijo...

Me gusta leer tus cosas porque me pareces muy auténtica Nikki...
Me mola lo sexy que eres y lo tierna...es una combinación buenísima buenísima...los debes traer de cabeza tia...
Unas historias salen mejor y otras peor...supongo...

(Qué le ha dao hoy a todo dios con la culpa?!)

(Por cierto el otro día te dejé un comentario en lo de las monjas pero no sé pq no salió)

Un besazo

Nikki dijo...

Gracias Jordi, amore. Me encantó el sensual cuento que me enviaste... ¿Cuando lo hacemos realidad? jajaja
M.I., no he recibido ningún otro comentario tuyo, no se porque no quedó registrado... Un besazo!

roberto dijo...

"Hay personas que nos hablan y ni siquiera las escuchamos, hay personas que nos hieren y ni dejan cicatriz, pero hay personas que simplemente aparecen en nuestra vida y nos marcan para siempre"

Un beso Merki sorretaaaaaaaaaaa!!!!

Otro pesao!!!

j dijo...

Preciosa esa última frase. Preciosa.

Nikki dijo...

Gracias Roberto... imagino que lo dices por mi, no? jajajaja K creidaaa!!
J, desde que puse esta entrada ni te puedes imaginar la de sms que he recibido: "no lo dirás por mi, no?" jajaja Hay un montón que se sienten culpables... por algo será... Me considero una persona justa, no me gusta hacerle pagar mi mal humor a nadie, ni aunque a veces lo merezcan.... Un besito.

adam dijo...

Pues de la "otra" siesta supongo que no te levantarias desorientada.
¿o si? ¡¡Entonces fue mucho mejor de lo que pensaba!!

La duchita calentita, el ratito ante el espejo, el pensamiento de lo que puede dar de si la velada, las bragas de enseñar y, sobretodo, las ganas de que todo salga bien.
Preludio de una gran noche.

Es una de las cosas que considero fundamentales, no cargar a los que llegan con los pecados de los que han pasado. ¡Bien por ti!

¿Nos contaras como acabo todo?
Si el personal no esta interesado (cosa que dudo)¿me lo contaras a mi?