lunes, 17 de marzo de 2008

Dolores, Lolita, Lola

Cosas a recordar de un domingo que pasó demasiado rápido:

Que no me reconocieras al llegar a la estación me hizo mucha gracia, con el pelo liso cambio mucho...

Un delicioso masaje en los pies (bueno, en un pie, que al otro ya no llegamos...)

Nuestro propósito (fallido) de ir despacio...

La historia de la japonesita y tu cara de E.T. (Teléfonoooooo!) y las "patillas de velcro"

La múltiples aplicaciones de las pinzas de tender la ropa...

Tu cuerpo desnudito bailando por el comedor...

La forma en que acaricias mi cadera, tan suavemente...

Tu mirada en la ducha, mientras me decías "estás preciosa"... y la manera de secarme después...

Tu voz.... pegado a mi oido, estirado sobre mi espalda, diciéndome todas esas cosas que sabes que me encanta oirte decir....

Pero sobre todo, sobre todo.... tus ojos cerrados, tus gemidos, el vello de tus brazos erizado, disfrutando de un orgasmo largo, largo, largo.....



Cosas de hoy que me hacen pensar en ayer:

La carita de cansada pero felíz que me devuelve el espejo

El pequeño moretón en mi cintura

El dolorcillo en el hombro, justo junto a la nuca...

El dolorcillo cuando me siento...

Y si a eso le sumamos el rizo junto a la oreja que me da un aire de flamenquilla y del que nos reimos juntos....

quizás hoy debería cambiarme el nombre por Dolores jejeje


1 comentario:

Maldita inocencia dijo...

Me encantan todas estas cosas que nos cuentas...
Te voy siguiendo eh, k lo sepas
Besazo