jueves, 6 de marzo de 2008

Aware



Lei hace tiempo que el kanji japonés "Aware" significaba "el sentimiento que nos produce la belleza de las cosas efímeras", esa mezcla de sorpresa, emoción, tristeza... ¿Quién no ha disfrutado la hermosura de un atardecer o de un amanecer, sabiendo que nunca jamás volverá a ver uno exactamente igual? ¿O contemplado un ramo de flores, o una sola, sabiendo que mañana estarán marchitas? Somos efímeros nosotros también, hoy aquí, mañana quién sabe, no sabemos de cuanto tiempo disponemos, hay que vivir el ahora, saborear cada segundo que pasa porque no volverá, atrevernos a hacer eso que deseamos, porque no tendremos otra oportunidad.

El descubrimiento hace un par de días del nuevo blog de mi amigo Sotodesu me ha dejado el alma en carne viva, cada roce del aire hace que duela... Él y yo no nos conocemos la piel, los ojos, la boca... pero tampoco importa. Cuando hablamos y vamos descubriendo las tantísimas cosas que tenemos en común siento que he tenido la suerte de encontrar un "alma gemela". Me muero de ganas de disfrutar de su presencia junto a mi. Por eso no me resigno a perderle.

Ayer todo me lo recordaba. Estaba pensando en él mientras le cobraba la compra a una señora en el super donde trabajo y cuando me pagó con tarjeta y comprobé en su DNI que su apellido era Llop, casi me muero. Él siempre se despide de mi con un "petons de llop".... Luego me encuentro mirando un Bollicao Dokyo en el que reza "máximo sabor japonés" Jijiji Como tú, mi niño... Aunque lo tuyo es "saber", que el sabor que tienes ya lo descubriré....Y más tarde me entero que se ha muerto Jeff Healey, aquel chico (bueno, ya no tanto) ciego que tocaba blues... y el recuerdo de cuando bailé para él por la webcam con esa música, soñando sus ojos sobre mí, sintiendo su aliento, aún separados por tantos kilómetros de distancia...

Aún y así, entiendo su planteamiento. Saber que cada momento que vives es el último e irrepetible hace que sea mucho más intenso. Si, al final, no cumple su propósito, al menos habrá vivido el mejor año de su vida. Ese es mi mayor deseo...

If you love somebody, set them free...
Somos efímeros.

Disfruta de la belleza del momento.
Tú decides cuándo y cómo termina la historia.

Se te quiere, muchísimo, Mr.O, mi lobito.

4 comentarios:

jordi dijo...

Nikki en un super, trozo de pan bendito.

Ya puedo yo, poor me, mandarte emails a donde ya sabes, si no entras. De todos modos, siempre un placer hacerlo.

Dulce pelirroja,piel rosada. Puro arte.

jordi dijo...

Si es que...

Otra vez yo. Lo japonés, la belleza de los haikus y otros formatos de poesía japonesa u oriental en general.

Los versos son cortos y son cosas.

Un árbol, un melocotón, una mosca, una margarita.

Influyeron mucho en algunas generaciones de poetas americanos del siglo 20.

Yo alguna vez lo he intentado. Porque pocas palabras pueden evocar más que cualquier floritura. Pero claro, hay que ser bueno. Al menos en uno quedé contento:

Doce rosas (título)
No es rocío,
son lágrimas
guardadas

Lo que resbala
por tus pétalos

Y otro día, más juguetón me dio por probar haikus, que son 3 versos de 5-7-5 sílabas.

Camarera gorda, vecina guapa y chica sentada (tres haiku)


Entre las mesas
me roza, y algo más
tu enorme culo

_______

Guapa vecina
perfume en el ascensor
y hombros desnudos

_______

Color absurdo
en braguitas bordadas
ese azul claro


Siempre tuyo, hoy dos veces,

jordi

sotodesu dijo...

Arashi no majo,
tsuki ga sora ni miemasu,
fueru yo.

ookami no kissu, nikky-san

Nikki dijo...

Gracias Jordi, ayer te envié un mensaje adonde tú sabes (jajaja) y veo que ya lo has recibido... Bienvenido! Eres un artista del poema, en todas sus variantes, me tienes alucinada! Gracias por seguir mis dias. Un beso.
Por cierto, mi queridísimo Sotodesu, sólamente entiendo tus eternos "petons de llop" al final del haiku, ya me explicarás el resto. No me cabe duda de que será precioso... Se te adora. Un lametón de tu loba.