miércoles, 11 de junio de 2008

Una cena con amigos

Hace algunos días Jose me preguntaba quien era ese J que me dejaba tantos comentarios en los blogs. No nos conocíamos, simplemente, habíamos conectado bien, como tanto suele pasar por estos lares, ves blogs de otra gente, los lees, te gustan y dejas comentarios y te responden y a veces, hasta haces amigos.

Y que casualidad, al día siguiente me llegó un mail de J anunciándome que él y su chica R iban a pasar unos dias de vacaciones en Barcelona y les gustaría quedar conmigo y que nos conocieramos en persona.

Me propusieron compartir una cena con ellos el martes. Como supe que les habían dejado un piso en la zona de Montjuïc y sabía que esa era la zona de mi amigo Christian, le pedí a él que me aconsejara un buen lugar para cenar por allí. Su recomendación fue Casa Nostra, un restaurante donde trabaja un amigo suyo en la calle Parlament, tocando al Paralelo. Me presenté allí y estuve hablando con Francesc y le avisé de que seríamos tres, un poco más tarde y me guardó una bonita mesa redonda en un rincón del local, junto a una fuente interior de sonido relajante.


J y R cumplieron totalmente mis expectativas. Gente muy cálida y cordial, con una conversación amena y simpática. J ya sabía cómo era, me había mandado una foto, pero me sorprendió lo inteligente y majo que es... R era preciosa, muy muy guapa y con un cuerpazo que me encantó. Y se sabía todas las historias de mi blog jejeje ¡¡Me dejó impresionada!!
Cenamos genial, de entrante nos sirvieron un puré muy suave con un buñuelito de bacalao en el centro que estaba buenísimo. Yo me pedí una ensalada muy completa, J se dejó recomendar el timbal de sardinas y R sucumbió a los encantos de una "sopa" de tomate con fresas y albahaca, que resultó ser una especie de gazpacho... Luego, ellos se pidieron el bacalao gratinado y yo unos calamares rellenos de centollo que estaban deliciosos. Para el postre R y yo coincidimos en pedir una mousse de mandarina y Francesc nos regaló para que lo probaramos, otra mousse de citricos, apio y zanahoria que resultó refrescante y muy rica. J alucinó con unos piononos en crema de vainilla...
(Ahí queda eso, para que vayais diciendo que mi blog parece una guía de restaurantes jajaja)
Las cosas que hablamos y compartimos quedarán entre nosotros, imposibles de reproducir. Sólo comentar que Francesc debió flipar con lo poco que pillaba de nuestra conversación cada vez que se acercaba a la mesa, seguro jeje...
Me lo pasé muy bien con ellos, espero tener el gusto de hacerles una visita yo también algún dia cercano y compartir más buenos momentos y algún que otro buen vino. ¡Un besazo para los dos!

1 comentario:

Sara M.D. dijo...

Querida Nikki, eres un auténtico huracán (¡que peligro!) y es muy fácil encariñarse contigo. Disfruté de tu compañia y ya sabes que por estas tierras tienes una casa para poder pasar unos días sola o con amigos.
Muchos besos. Te sigo.

(Me ha subido "la color" con semejantes piropos pero para que te voy a engañar, me ha encantado leerlos)