jueves, 19 de junio de 2008

Palabras más, palabras menos...



No se si alguien se ha dado cuenta, pero la mayoría de las historias que voy publicando en mi blog "Cuentos del Domingo" tienen títulos de una sola palabra.

¿Por qué extenderse más si se puede resumir sólo en una?

Una vez, una profesora del colegio me dijo que yo hacía esquemas "demasiado esquematicos" jajaja

¿Para qué enrollarse si se puede sintetizar?

Yo adoro las palabras. Me encanta jugar con ellas, cambiarlas de sentido, quizás es por eso que me chifla el trabajo de los publicistas, que en treinta segundos han de explicarte tanto (en el caso de un spot para televisión) o que con una imagen adecuada y una par de palabrillas (o incluso sin ellas) pueden decirte un montón de cosas. Y este es el caso que me ocupa...

El otro día que estuve en Barcelona pude ver en muchas de sus farolas unos carteles que me parecieron buenísimos.

Dos banderas, en una, fotografías de una serie de "vecinos" de la ciudad con caras alegres. En la otra, la frase "Visca Barcelona" en dos colores.

El hecho de que el color cambie en la "a" de la palabra Visca le otorga dos significados. Uno, que se puede leer como "Visc a Barcelona" (Vivo en Barcelona, descriptivo...) y el otro como "Visca Barcelona" (Viva Barcelona!, exclamativo...).

O sea que vivir en Barcelona nos gusta... a pesar de todo. Yo echo un montón de menos mi ciudad natal, las circunstancias me llevaron a vivir a treinta kilómetros de ella pero procuro bajar muy a menudo porque me añoro, me falta el mar, el bullicio, las tiendas, los lugares conocidos... Y estas palabras, estos carteles me trajeron un montón de recuerdos. Veintiocho años viviendo en Barcelona dan mucho de sí....

¡Que sí! ¡Que soy barcelonina, del barrio de Sant Andreu, de la Sagrera, que aún me emociono cuando veo el puente de Bac de Roda (del magnifico arquitecto Santiago Calatrava) en los anuncios de coches o en las fotos de las revistas.... y que siempre lo seré, allí donde vaya, la llevo en mi corazón.

Visca Barcelona! Encara que no hi visqui....





Foto de Rohan Reilly.

2 comentarios:

Lydia dijo...

Pocas palabras con mucho significado... y todo se dice con una ciudad que no necesita palabras... preciosa como es Barcelona.

R. LSD dijo...

No sólo los publicistas, también los cómicos debemos comunicar toda una idea en el mínimo contenido de palabras con la intención de reducir al máximo el espacio entre risa y risa. No te puedes imaginar la de veces que puedo llegar a reconfigurar un parrafito de 4 frases buscando un lenguaje coloquial pero claro. Completo, pero breve. Quizás sea que le doy demasiada importancia al lenguaje, pero siempre he pensado su dominio ante el público ocasiona algo que pocos cómicos cuidan: La elegancia.