viernes, 11 de abril de 2008

Soy adicta al movil

Mi movil me acompaña a todas partes, siempre conectado, casi siempre en silencio con vibración, lo miro de reojo mientras trabajo, siempre a la espera de ese mensaje que me alegre el dia, de una confirmación para una cita, o de esa foto que me han de enviar.... Mientras viajo en el tren me gusta conectar el Bluetooth y ver quien hay a mi alrededor, intentando adivinar quién es cada cual, ¡la gente se pone unos nombres tan curiosos! O jugar al solitario, o al Trivial musical....


El otro día mi movil empezó a pitar, avisándome de que su batería estaba muy baja, casi a punto de desconectarse y entonces, me invadió el pánico. De repente me di cuenta de que hace tanto que no lo apago que ya se me había olvidado el pin. Aaaaahhhh!!!


Horrorizada, pensándo frenéticamente, al final conseguí recordarlo. Uff! ¡Qué alivio!


Pero esto ya me viene de muy lejos. Creo que he sido adicta al movil desde siempre, para muestra un botón, bueno, una foto de chiquita. Mis padres me han contado que me decían que le preguntara al señor del telefono quién era la más guapa. "¿Qué te ha contestado?.... Tú, tú, tú, tú...."



2 comentarios:

j dijo...

Te agradezco ese 100% de acuerdo con CAJA FUERTE y te correspondo con un 0% de semejanza en materia de móvil. Mi móvil sólo suele sonar para avisarme de que se le acaba la batería, ja ja ja. Eso sí, lo llevo siempre en el bolsillo del pantalón vaquero y cuando bailo muy arrimado con una chica le digo: tranquila, que es el móvil. Anda que si me llamaran en ese momento y le diera por vibrar... ufff qué idea. ¿Pero quién diablos me iba a llamar si nadie me pide mi número?

Un hombre libre dijo...

Besos,... y pensar que estamos bien cerca,....

UHL