lunes, 5 de mayo de 2008

Cata de vinos

Cuando hace muy poquito fui a cenar a La Flauta, mi amigo Jp me hizo probar el vino y después de reirnos un poco de mi ignorancia, me dijo que, en cuanto pudiera, me apuntaba a un curso de cata de vinos.
Pero como yo soy muy impaciente, me lo miré por Internet y me apunté a un cursillo de iniciación en Barcelona, en un local de ropa llamado Visto Luego Existo, donde también hacen exposiciones.
Patricio, un chico chileno joven, simpático, con años de experiencia como somelier y que tiene un restaurante en Mataró era quien daba el curso.
Fue una clase especialmente pensada para mujeres, de echo estaba inscrita en Atrapalo.com como regalo del Dia de la Madre. Así que allí estabamos siete mujeres dispuestas a aprender sobre vinos.
Probamos siete tipos diferentes, tres blancos, un rosado y dos tintos. Y una maravilla de Alemania, blanco, muy dulce y afrutado.
Patricio nos dió apuntes y sus explicaciones fueron muy buenas, me encantó su manera de trabajar. Me ha enviado un mail, por si quiero continuar con el curso, y seguramente lo haré, me lo pasé muy bien.
Lo único que no me gustó fue la gorda pija teñida de rubia y que no se quitó las gafas de sol a pesar de estar dentro de una tienda y ser las ocho de la tarde. Se sentaba a mi lado y no entendía lo que era una cata, se trincaba toda la copa y aún pedía más. Y me daba codazos, diciéndome "si no lo has probado, bebe, bebe...".
Al final de la clase, nos regaló las botellas que se habían quedado a medias, yo me llevé una de Albariño mmm...

1 comentario:

Lau dijo...

Hola,
Soy Laura, organizadora del curso de viinos en el que partipaste. ¡Me alegro mucho de que disfrutaras!

Un saludo.