jueves, 11 de septiembre de 2008

Insegura


Jose y yo teníamos un plan juntos. Una amiga suya quería conocerme. El problema es que tiene niños a su cargo y no tiene mucho tiempo libre, así que le es imposible quedar los fines de semana. Les propuse quedar el miércoles noche, pues hoy es fiesta en Cataluña y ni él ni yo hemos de trabajar. Al final no pudo ser y él me dijo de continuar con la cita nosotros dos.

Cuando me propusieron hacer unas horas extra el miércoles por la tarde hasta las nueve de la noche dije que sí, pensando que el trabajo me haría olvidar el malestar que siento. Le envié un mensaje a Jose diciéndole que estaría muy cansada para vernos por la noche, que mejor lo dejábamos para otro día. Como si de dos personas distintas se tratase, su primer sms contestándome decía "Ok, vale, no te preocupes"... Al cabo de dos minutos recibo otro "Bueno! que lástima! Me buscaré una esclava para esta noche! Y probar cosas! Fusta, bondage... " No me esperaba menos de él, siempre intentando que me ponga celosa, pero yo no soy así. A pesar de todo sí ha conseguido que no me sienta bien con algo que me dijo, es por eso por lo que en realidad no quiero quedar.

Hace algunos días, mientras charlábamos por el msn, Jose me dice: "estoy mirando tu foto en el blog y uff cariño..." y yo que me sonrío, pensando que lo que ve le gusta y le pregunto: "¿qué foto?" "La que vas con la camiseta roja... cómo te estas dejando..."

Me quedo blanca... einnss???!!! ¡¡¿cómoooo???!! Ya se que he ganado unos kilos pero... creo que hay maneras de decirlo, personalmente, no por la fría Red... No soy capaz de contestar, me he quedado muy sorprendida. Las alarmas suenan en mi cabeza. Esta es una canción que conozco muy bien. Tuve que vivir con ella dieciséis años, y no quiero volver a escucharla nunca: que si te estas dejando, que si te estas poniendo muy gorda, que si no haces nada por remediarlo... Y los desprecios van subiendo de tono con el tiempo y te acaban diciendo que no vales nada como persona ni como mujer... Se acaba el respeto, eres esa cosa gorda y inútil que vive con él, que todo lo hace mal, que siempre está llorando... No, no, no... NUNCA MÁS!!!

Jose se da cuenta de que no contesto. Imagino que se plantea que ha metido la pata y me dice que no le importa que haya engordado, que a él le da igual y cosas de esas. Que le gustaría que si algún día se cruza con su ex, le vea junto a una mujer increíble y que eso le haga sentir mal. Yo le prometo que algún día seré esa mujer y que se sentirá orgulloso de mi.

Pero luego, a solas, no dejo de darle vueltas a las palabras. Yo si algún día me cruzo por la calle con mi ex, me gustaría que me viera que soy muy feliz, no que voy con un chico increíble. Si solo contara eso, tendría que cambiar de chico, escoger a uno mucho más alto, más joven, más guapo, con más pasta... Lo increíble que sea mi chico no podrá ser juzgado por su exterior, yo sabré lo increíblemente feliz que me hace y eso será suficiente, sin contar con su aspecto. Si yo viera a mi ex con un pibonazo increíble, pensaría que en algo se debe estar aprovechando de él. Si lo viera con una mujer normal pero muy contento (y seguramente con un crío) me dolería saber que yo no pude ser quien le hiciera feliz, pero a la vez me alegraría de saber que nuestra separación valió la pena, para ambos. No le deseo ningún mal, a pesar de todo.

Así que me siento como si me hubieran clavado un dardo envenenado, cuya ponzoña se va extendiendo lentamente por mi organismo. Me da mucho miedo volver a equivocarme, poner toda mi confianza en alguien que ya me está dando muestras de que no se siente a gusto conmigo, con la persona que hay dentro de este cuerpo.

Así que prefiero no quedar con él, me sentiría mal cuando me tocase, no podría evitar el discutir.

¡¡SOY UNA MUJER INCREÍBLE!! Soy simpática, valiente, trabajadora, sensual, llena de imaginación... Y puedo mejorar.

Pero ahora mismo me siento insegura. Me arrebujo en mi sofá, veo películas y me regodeo en mi dolor. Ventajas de estar sola en casa. Si Xavi me viera así, me reñiría (cariñosamente) por ser tan tonta.

P.S. ¡Por favor! ¡¡Leed los comentarios!!!

10 comentarios:

SUSANA dijo...

Dí que sí,que tú vales mucho (y no es un tópico),yo creo que somos muchos/as los que nos sentimos orgullosos de ti,por como eres.ah!yo tambien pienso que en lo de su ex se equivoca del todo,que no tiene que ver el quien lleves al lado sinó el como lo lleves.(y encima dice que es para hacerle sentir mal a su ex...)
Yo creo que es importante mantenerte fiel a ti misma,sobre todo quierete tú.Los demás que se lo ganen.un besote guapa y ánimo!muac!

Jose dijo...

Hola! bien! me gustaría que dejaras claro tu comentario! no me ti la pata! dije lo que pienso y dije la cruda realidad! que te estabas dejando mucho! sabes que eso? eso es, que uno no se cuida, ni su aspecto, ni nada! y no me refiero solo, a tu graciosa gordura! sino a tu pelo, a tu vestimenta! en esa foto si te la miras bien! no estas tan esplendida! Yo, te he conocido mucho mejor! y me duele que no tengas la fuerza de voluntad para hacer un cambio beneficioso para ti, en todos los sentidos! pero como siempre! cuando uno dice la verdad suele doler mucho, sobre todo cuando se refieren a ti! serás una mujer increíble! cuando tengas fuerza de voluntad en hacer lo que quieras! bajar peso (si quieres) arreglarte el pelo (si quieres) cuidar un poco tu aspecto! no es solo pegarse los polvos en la cara y pintarse los labios! son más cosas!.
Y te recuerdo que yo nunca te he menos preciado! no soy ni me parezco a tu ex en nada! ni soy tan presuntuoso como tu para decir que soy increíble! sabes muy bien como soy! y sobran tus comentarios personales e imparciales sobre mí aquí! Y te agradecería que dejaras de escribir en tu blog sobre mí!
Un saludo!

Nikki dijo...

Deberías reflexionar antes de escribir, Jose. Si te lees bien mi post no digo que no tuvieras razón, sino que hay formas y ocasiones de decir las cosas. No soy presuntuosa, simplemente reconozco que, además de muchos defectos, también tengo cualidades y eso no es malo. No hace falta que yo diga cómo eres, tú mismo dejas ver eso con tus comentarios, con la agresividad con que te expresas. Si no te gusta lo que lees, no entres más. No escribo sobre ti, escribo sobre mi. Has formado parte de mi vida. Ya sabes que ahora no saldrás más.... Un beso, sin malos rollos. Ciao!

Anónimo dijo...

Sin malos rollos? Desde cuando una persona q te aprecia te dice las cosas de esa manera? Menos brusco no podias ser, verdad? En una relacion se ha de mirar mas alla del aspecto fisico, sino mal vamos...El cuerpo, con los anyos se arruga, se marchita...Y si no te gusta lo q lees,te sugiero q no entres mas en este blog.
Mireia.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
SUSANA dijo...

yo sigo pensando que Jose no se ha portado tan bien como debería,incluso y ahora ya puestos a opinar me gustaría decir que en anteriores ocasiones,desde fuera,me ha parecido que daba unas excusas un poco chorras para no quedar contigo (que llevó a nosecuantos en nosecuantos viajes en su coche y estaba cansado para quedar????),y sobre todo me parece que con eso de "te lo digo por tu bien" se hace mucho daño.Con un poquito de tacto y cariño se puede animar a alguien a que se mime más,que momentos de bajón y de menos voluntad los tenemos todos,sinó una invitación a un balneario no hubiera estado mal, no?.Además pretende que los demás encajen bien las críticas pero luego él no lo hace.Jose:ahora es el momento de demostrar si sientes algo más,más vale un gramo de ejemplos que un kilo de consejos.
y arriba la Nikki!!

carmen dijo...

muy bien chocho asi se habla que no nos pisen mas si no te gusta no mires chaval. Carmen

Nikki dijo...

Una puntualización. Un comentario ha sido borrado porque no voy a consentir que NADIE insulte a NADIE en este blog. Podeis decir de mi lo que sea y yo me defenderé si lo considero oportuno, pero no voy a permitir insultos hacia mi familia o personas a las que quiero. Yo soy la que da la cara, a partir de ahí, que cada cual opine libremente, pero con educación. Gracias.

j dijo...

Hola Nikki. Te he tenido muy abandonada sin pasarme por tu blog desde hace....uff, pues casi desde el verano, y no sabía de esta historia de septiembre ni de lo abandonado que tienes el blog en octubre. Tus post siempre los he leído con gusto porque son muy optimistas, muy vitales, muy enriquecedores, pero creo que José tiene algo de razón cuando dice que no le ha gustado salir tanto en primer plano aunque forme (o haya formado) parte importante de tu vida. Creo que aún no dominamos bien esta herramienta de los blogs y que a veces es ella la que nos domina a nosotros. Tampoco un blog es un sitio adecuado para tirarse los trastos a la cabeza. Ni siquiera lo es la correspondencia o el teléfono. Para sentir más hondo la tristeza del alejamiento del otro creo que es mejor la presencia personal y el ánimo calmado. En fin, me siento algo culpable de no haber estado cerca de tu blog en esos días de septiembre, pero ya sabes que siempre puedes contar conmigo.
Un beso

Anónimo dijo...

Acabo de llegar, no soy el mas indicado para opinar, pero me siento especialmente motivado a poner mi pequeño comentario, ya que el “reality” que percibo es el clásico, que desgraciadamente se reproduce en infinidad de ocasiones. El típico comentario y gracia de los hombres de cromañón al respecto de las mujeres, “quien las entiende”, “porque van juntas al servicio”, “que si su oficina es la cocina”, ....,
Desafortunado comentario el de este chico, muy desafortunado, existe algo mas importante que el hecho de ser alto o bajo, gordo o flaco, rubio o moreno, rico o pobre, y consiste por encima de todo, en ser persona. Y eso es respetar a los demás en sus diferencias, en sus singularidades y en sus opiniones, desgraciadamente hay mucha gente por ahí y muy pocas personas. Me entristece ver que estamos en pleno siglo XXI y que a los hombres les cuesta evolucionar, por favor haced un esfuerzo en comprender a las mujeres, especialmente desde la perspectiva de “personas” que mas allá de que son de un sexo distinto al vuestro, están integradas en la sociedad en igualdad de condiciones que vosotros y por lo tanto ya no existen diferencias en el comportamiento en el hogar, ni en el bar, ni en la cama, ni en el trabajo, osea que si cuando llegas a casa te encuentras a tu mujer en el sofá con el mando a distancia de la TV y fumando con los pies extendidos sobre la mesita; dale un beso, pregúntale que tal le ha ido el día, y ni se te ocurra preguntar “Que hay de cena?” simplemente te arremangas y le preguntas; qué le apetece de cena, que tu se la prepararás, que parece cansada, que se relaje. Se un hombre del siglo XXI y no un cromañón. Respecto al comentario desafortunado, hubiera sido mucho mas de hombre, haber pedido disculpas por la gran metedura de pata y acto seguido llorar por la perdida de confianza de la persona, que a razón de lo que he leído en el blog te ha entregado tanto sin pedir mucho a cambio. Si haceis el esfuerzo de entenderlas, pero de verdad, no solo de boquilla, os vereís altamente recompensados, no podeis ni imaginaros hasta que punto. Sed valientes y haced el esfuerzo, sed hombres del Siglo XXI.
En cuanto a ti, linda redactora de este blog, me complace ver que no te hiere en tu autoestima, sino solo en tu corazón, eso se pasa y se cura, tu autoestima sigue intacta y me alegro. Y recuerda solamente que no vale la pena enfadarse por los errores de los demás, a algunos el peor insulto que se les puede hacer es decirles “sigue siendo como eres”.
jorditnt