jueves, 29 de abril de 2010

Hasta pronto

Sabíamos, desde el día en que nos conocimos, que este momento llegaría. Juanma sólo venía a Barcelona por trabajo y, al finalizar el proyecto, ya no tendría que volver más.... Pero no por saberlo duele menos ahora que ya está hecho.
Aunque nos quedaba más o menos hasta el verano, en estos últimos meses han habido cambios y ha terminado dejando su antigua empresa por una nueva y, por lo tanto, ya no se encargará de este cliente, ya no tendrá que viajar a Barcelona, ya no habrá tiempo para estar juntos. No es una separación total, es sólo un distanciamiento, pero no esperaba tomármelo tan mal, no me había dado cuenta de cuanto he aprendido a quererle, a añorar sus palabras y sus gestos (esa forma de arrugar la nariz!), a echar en falta nuestras conversaciones y nuestros encuentros.
Anoche cenamos juntos mientras todos en el restaurante estaban pendientes del fútbol. Una ensalada de aguacate y langostinos para compartir, un filete strogonoff para él y un solomillo al oporto para mi. Charlamos alegremente, bromeamos sobre el partido. Luego volvimos al hotel...¿por última vez?
No sabría describir toda la pasión y el deseo que nos embargó. Me encanta estar encima de él, sentir cómo se mueve entre mis piernas, dejarme llevar por sus manos hasta lo más alto de mi placer, empaparlo en mis fluidos, notar sus dientes en mi cuello, sus dedos entre mi pelo, su lengua voraz y viciosa en mi sexo, el suyo crecer entre mis labios y disfrutar de esos ojos verdes que brillan al contemplarme....
"¿Que voy a hacer sin ti?" le dije. "Ya le enseñarás a otro todo lo que me has enseñado a mi. Debes dejarme volar libre"....
Nunca he pretendido ser propietaria de nadie, junto a mi, todos mis hombres han sido siempre libres, no ha habido exigencias ni celos por mi parte... pero entiendo lo que quiso decirme. Se que yo puedo viajar a Valencia a verle, pero no será tan a menudo como todas las veces que él a venido a Barcelona, y aunque así fuera, él no podría buscar excusas para escaparse de sus obligaciones y estar conmigo... Tengo que aprender ahora a tener paciencia, yo que siempre quiero más de él...
Totalmente a oscuras, abrazada a su pecho, pongo una mano entre su cuerpo y mi cara, para no mojarlo con las lágrimas que caen de mis ojos, intento no hacer ruido al sorberme los mocos, tantos años de llorar en silencio para que Fran no se diera cuenta y se metiera conmigo me han enseñado mucho.... No creo que lo notara, sino me habría reñido cariñosamente, siempre tan tierno conmigo, habría hecho lo posible por consolarme.
Me levanto temprano y me despido de él. Casi no puede abrir los ojos, aún está muy dormido. Mejor para mi. Me hubiera gustado quedarme un rato más y volver a sentirle sobre mi, dentro de mi..... Pero un mar de lágrimas amenaza con derramarse y prefiero despedirme con una sonrisa, que no me recuerde triste, que no sufra por verme dolida.
Se que soy tonta, que no tengo porqué disgustarme tanto. Él va a seguir siendo mi amigo y mi amante ocasional, quien sabe si su nuevo trabajo no lo traerá otra vez a mi ciudad, a nuestras noches en el Training, si no es así, ya haré yo lo posible por que nos encontremos. No es un adiós, no lo voy a perder, es sólo un "hasta pronto"....
Juanma, ¡no sabes lo que te haces querer, cabrón! Me has pillado "el puntito", pero no sólo ese que tú y yo sabemos, sino un sitio para siempre en mi corazón.

2 comentarios:

Mireia dijo...

:_( jooo...animos wapisima! te quiero!

Juan dijo...

Hola mi niña.
Hacia mucho que no entraba en tu blog, se que tenias cosas pendientes mias y no se si al final por el distanzamiento las has dejado aparcadas, ya que como es normal ha entrado mas gente en tu vida.
No me acordaba de este articulo, se que lo lei, pero al leerlo denuevo lo he pasado fatal. Si las circunstancias hubieran sido otras....... mejor no pensarlo verdad.

Muchas veces he pensado que es complicado conectar con una persona como conectamos los dos, en tods los ambitos y no el sexual ( para serte sincero, la mejor ). Echo de menos que me mojes entera, que duermas a mi lado, saber que antes no podias hacerlo con nadie y que conmigo te sentias agusto y segura.

Ahora estás en Ibiza y seguro que te lo estas pasando de vicio, y espero que te acuerdes un poquito de mi, que con cada tio que estes pienses un poquito en mi y seguro que tarde o temprano volveremos a estar juntos.

Te quiero mi niña, porque auqnue haya muchos que te lo digan, soy yo el que lo siente.