domingo, 13 de junio de 2010

Striptease



MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com


Había una vez un grupo de chicos en un pequeño pueblito de Teruel que se iban de despedida de soltero. El que lo organizaba todo le preguntó a un amigo que tenía un negocio de espectáculos: "Oye, ¿tú me podrías traer a una gorda para hacerle el striptease al novio?" Y el amigo se buscó la vida, preguntándole a un chico actor porno al que conocía de varios festivales....

Cuando David el Moreno me comentó, hace ya casi un año, si me atrevería a hacer un striptease en una despedida de soltero, le estuve dando muchas vueltas.... Me comentó que le habían pedido expresamente que fuera una chica rellenita y que a la primera que se lo había propuesto era a mi, porque estaba seguro de que yo lo haría muy bien. El hecho de estar en una zona mal comunicada y las características especiales de la stripper, hacían que los honorarios ofrecidos fueran tentadores.... Así que dije que sí, siempre y cuando me asegurara que no iba a ser una broma de mal gusto, que se fueran a reír de mi y hiciera el viaje sólo para llevarme un disgustorrón...

Pasaba el tiempo y no comentamos nada más del asunto. Yo pensé que, o se habían desdicho o ya no se hacía o habían encontrado a otra.... Me olvidé totalmente del tema.

Una semana más o menos antes del Salón Erótico, David me lo recordó, porque, ¡oh sorpresa!, la cosa seguía en pie.... Glups! Ya no podía echarme atrás o el muchacho se quedaría sin striptease el día de su despedida... La fecha, el 12 de Junio, sábado, a las once de la noche.

En el SEB, me estuvo asegurando que, el responsable en Teruel, era una persona de absoluta confianza y que iba a cuidar de mi allí, que no tenía de que asustarme.

Hace una semana, comencé a preparar mi vestuario y música. Arduas decisiones, ¡hay tanto donde escoger! David me dio muy buenos consejos, me recomendó también que hiciera el show un poco largo, sobre unos 20 minutos, que era preferible que se quejaran de que les había parecido largo a que lo hicieran porque les había parecido corto....

Así que al fin llegó el día. Después del trabajo, cogí mi cochecito y me pegué cuatro horas para llegar a Andorra (Teruel), donde había reservado habitación en un hostal céntrico para pasar la noche. Olía a fritanga. Las calles estaban invadidas por comparsas de diferentes despedidas de soltero/a, cantando con megáfonos y aporreando bombos y demás, bailando con las bebidas en la mano.... Si por algún momento había pensado que podría descansar antes de la actuación, ya vi que me sería imposible con tanto ruido... Acababa de dejar mis cosas en la habitación, cuando me llamó Alfonso, mi contacto allí. Pasó a verme por la puerta del hostal, me presentó a su socio Toño y quedamos en que me recogerían a las nueve para irnos los tres a cenar.

Me di una buena ducha, me maquillé y vestí en parte, el resto lo dejé preparado sobre la cama para llevármelo a la vuelta de la cena. Pasaron a buscarme a la hora acordada, ya cambiados también, pues ellos tocan en un grupo musical y tenían un bolo en una fiesta de un pueblo vecino a eso de la una. Me ofrecieron acompañarles, pero yo llevaba levantada desde las seis y quería descansar para volverme temprano. Fuimos a un restaurante donde Alfonso había trabajado, una gente muy cordial y divertida. Nos zampamos ellos un par de pizzas caseras y yo unos spaghetti cuatro quesos que estaban de muerte. Al salir de allí, llamamos al chico que se encargaba de la despedida y nos dio la dirección del garaje donde yo me cambiaría de ropa y del local de la peña donde se celebraba la fiesta... Pasamos a buscar mis cosas por el hostal y luego Toño se fue con la furgoneta a buscar a la chica cantante de su grupo mientras Alfonso y yo íbamos al garaje. Cambié mi chandal por la ropa escogida para mi numerito y terminé de pintarme.

Al llegar a la puerta del local, ya se adivinaba el ambiente cargadito. Música machacona a un volumen fuerte, aire viciado, una mesa larga con los restos de una cena de picoteo.... Unas 30 o 40 personas reunidas, que llevaban todo el día de cachondeo, bebiendo en exceso a ninguno le faltaba el vaso gigante con cerveza en la mano... Al fondo, atado a una silla de plástico, el futuro novio, super tímido, un niñito de pelo rizado y ojos asustados, con la cabeza tan gacha que casi la tenia entre las rodillas.... Escondí en una habitación donde estaban los equipos de música el botecito que había traído para el final....

Alfonso puso mi música y.....

"Why don't you do right?", la versión de la película de Roger Rabbit, con la inolvidable Jessica.... Yo, vestida con una gabardina negra, guantes, sombrero con el pelo recogido en su interior, asomando levemente mi vestido cortito, medias negras y zapatos de tacón, mis inseparables Mustang jejee.... Me contoneo alrededor de la silla, los espectadores aullan, acaricio la cabeza del chico, que se resiste y pide que le dejen marchar. Los cachondos de sus amigos ríen a carcajadas y aplauden... Hacia el final de la canción me quito la gabardina, enseñando mi vestidito "pin up" de cuadritos blancos y negros y, en un golpe de efecto, me quito el sombrero y meneo mi pelo, estirado para la ocasión. Los chicos gritan como locos. Pelirroja sexy, sí señoooor!!! No me dan ningún miedo. Me siento poderosa.

Janet Jackson ataca su "You ain't right"... Bailo, bailo, bailo.... Me subo a las piernas del novio, intento provocarle, pero se esconde. Ha conseguido librarse de sus ataduras y, más de una vez, se levanta y se va... y los amigos lo vuelven a traer. Me troncho de risa. Le digo al oído que no se preocupe, que no le voy a poner en un mal trago, que me diga a quien quiere que vaya a asustar... Me va diciendo y yo voy a por ellos.... Sigo deshaciéndome de mis prendas: caen mis guantes y, tras una breve pelea con la cremallera, también mi vestido. Me he quedado con el picardías transparente que llevé el segundo día en el SEB. Ahora se puede ver que llevo liguero sujetando mis medias.
Timbaland y su "Bounce" son la tercera canción. Hay un chavalito muy pasado de bebida que no para de jugar con un fuet que les ha sobrado de la cena. Me lo mete en el escote, me lo encuentro cuando vuelvo a la silla, metido entre mis piernas... En un momento dado, me pega con él en el culo y suelto un ¡au! que alerta a Alfonso, que sale raudo de la habitación desde la que me contempla y lo pilla del cuello. Tras unas breves palabras, el chavalito se comporta adecuadamente para el resto del show. Meneo mi culo sobre los invitados, el tío del novio se pone las botas de tocarme, más de uno me mira con ojos libidinosos, uno de los chicos no para de correr, evitándome, gritando "a mi no, a mi no, que estoy casado" jajaja ¡pero si esos son los peores, nene! Casi hacia el final, me quito el picardías y quedo en ropa interior muy sexy. Sujetador, tanguita y un corsé de blonda, el liguero, las medias y los zapatos de tacón.... Hace un calor sofocante y yo estoy sudando a mares.... Pero no soy la única, a mi alrededor veo muchas caras rojas como tomates....

Rob Thomas y su "I am an illusion" es mi canción de referencia. He hecho mil stripteases con ella, me la conozco de pe a pa, la domino como nadie. Me siento en las piernas del novio, con la cabeza hacia adelante, dejando mi pelo colgar y comienzo mi show, aquí está lo que estaban esperando... Adiós, corsé, adiós suje (algarabía total!), adiós tanguita... Berrean, babean, gritan.... Llega el punto álgido de la canción, me alejo cinco pasos y me tiro al suelo. Estoy en pleno charco de cerveza, con vasos de plástico a mi alrededor, pero me da igual. Es mi momento. Me agito sensualmente, me acaricio, camino a cuatro patas hacia él..."Loba, loba!" me chillan, muevo mi pelo sobre su entrepierna, simulando una felación, él quiere escaparse una vez más y le retienen. Le susurro que ya queda muy poquito y que aguante. Me da un poco de penilla, pobre. Cuando termina la canción, le doy un beso en la mejilla y las gracias por su (poca) colaboración....

La gente aplaude, pero yo les digo, mientras suena "Step into my world" de Jennifer López que les queda una más.... Voy a buscar el botecito que guardé en la habitación y me siento en la silla. Me quito los zapatos pausadamente, el liguero y las medias quedan también en el montón de ropa tras la silla, abro el botecito.... En él, una mezcla de gel transparente y purpurina plateada. Tres chorros generosos, uno sobre mi brazo, otro sobre mi pecho, el tercero en mi pierna. Me lo extiendo por todo el cuerpo, brillando bajo la luz estroboscópica que Alfonso ha puesto para mi desde el control. Un voluntario me pringa también la espalda. Bailo de una forma muy sexy, totalmente desnuda, untándome por todas partes, resbalando sobre la silla. Me paseo por la sala, dejando mi rastro de purpurina sobre los cuerpos de los presentes, con mis manos, con mi cuerpo. Un chico me para y me besa la mano. Muchos me acarician, es como un sueño... Termino sentada en la silla, de nuevo colocándome el sombrero con el que empecé... Y suenan aplausos atronadores. Uno de los chicos me quita el sombrero y se lo pone, dedicándome mil piropos.... Luego lo busqué pero había desaparecido con mi sombrero, se lo llevó de recuerdo.... Les doy las gracias, me pongo la gabardina y me meto en la habitación con el montón de ropa, para volver a medio vestirme y poder volver al garaje a ponerme el viejo chandal.... El organizador me felicita efusivamente, me dice que me lo he currado mucho y que está muy contento. Yo pensaba que los 20 minutos se me iban a hacer eternos y apenas me he enterado.

Alfonso me acompaña hasta el hostal y Toño y Natalie, la cantante, pasan a recogerlo. Yo me doy una buena ducha para quitarme la purpurina en la medida de lo posible y intento descansar, pues me esperan otras cuatro horas de regreso hasta Barcelona a la mañana siguiente. No quiero salir tarde para poder aprovechar al menos medio domingo.


Me siento bien, me siento orgullosa de haber sido capaz de hacerlo, no he sentido miedo ni vergüenza. Ha sido una experiencia muy interesante que espero poder repetir. No se si les parecí una gorda adecuada a lo que ellos esperaban, yo diría que pensaban que sería mucho más enorme y motivo de burla para el chico y en cambio, pude distinguir muchas miradas aprobatorias, a más de uno le gusté mucho, creo que me grabaron un poco o me sacaron alguna foto, no se, ya aparecerán algún día jajaa....

2 comentarios:

Nov dijo...

Jajjajaja, que noche!
Ya me hubiera gustado ver el vídeo.
Besos.

tntxtnt dijo...

Que envidia me dan los de la despedida, mmmmmm.
Por cierto, g-u-a-p-í-s-i-m-a, en la foto.
Besos
jorditnt