lunes, 1 de noviembre de 2010

Con Juanma en Valencia

Son las doce del mediodía. Voy al baño en mi trabajo y aprovecho para mirar mi movil. Un mensaje. "¿En que habitación estás?" Me parto de la risa. Yo estoy ansiosa por llegar, pero ya veo que él también está ansioso por que llegue. Hasta las tres no salgo de trabajar y hasta las cinco no sale mi tren para Valencia.
Valencia de nuevo. Y eso que dije la última vez que estuve allí que nunca más volvería. Pero es que estar con Juanma otra vez (con confirmación de la cita) es superior a mi voluntad, es un deseo electrizante que me domina, voy hacia él como una polilla hacia la luz.

El tren tenia prevista su llegada sobre las ocho y media, pero yo le había dicho a Juanma que sobre las nueve para disponer de un poco más de tiempo para mi. Pero entre los retrasos de Renfe y las vueltas para encontrar el hotel, subí a mi habitación realmente a esa hora.

Salí de casa con todo preparado tan en el último momento que no comprobé dónde estaba realmente el hotel, recordaba que en el mapa adjunto a la reserva lo indicaba justo delante de la Estación del Norte. Le pregunto a unas chicas sentadas junto a la entrada del metro y me dan los nombres de las calles correlativas: primero tal, luego tal y llegas a la calle Bailén.... Totalmente correcto, ¡pero si vienes por el otro lado! Argh! Pero bueno, al final lo conseguí. Está realmente pegado a la estación del tren.

El hotel Zenit Valencia es espectacular, muy elegante y cálido. Le mando a Juanma un mensaje con mi número de habitación, a lo que me contesta que ya sale para allá. ¡Noooo! Dame algo de tiempo para ducharme, arreglarme, vestirme apropiadamente, incluso quizás bajar a por algo de cena, que traigo una jala.... desde las diez de la mañana que almorcé y apenas he picado nada en el tren, estoy hambrienta.

Ordeno en un santiamén las cosas de mi maleta en el armario y me lanzo de cabeza a la ducha. Apenas he cerrado el grifo del agua cuando suenan sus nudillos en mi puerta, llamando para pasar.

"¿Puedo entrar ya? Llevo diez minutos jugando al Arcanoid en el movil, sentado en la escalera, esperando a que terminaras de ducharte..." Te juro que en ese momento lo hubiera matadoooooo..... Sin vestir, en toalla, sin pintar, con el pelo chorreando. Que espanto, odio que me vean asi.

Él guapisimo, como siempre. Informal pero con clase. Y oliendo de maravilla. Aún conserva el moreno del verano sobre su piel tan suave. Desde Abril que no nos veiamos. Diossss, cuánto lo he echado de menos. Todas sus cosas de siempre, frases que adoro, que si ya me ha dicho que estoy muy guapa, que si tonta, que si pues me voy.... es tan tierno... Ha pasado momentos dificiles por una lesión en la espalda y pronto tendrá que volver a pasar por quirofano.... Para tener 38 recien cumplidos estas hecho un yayo, mi niño jajaja

Charlamos mucho rato, tumbada sobre él, desnuda (menos el turbante de toalla jeje) hasta que me da permiso para ir a secarme el pelo y pintarme un poco. El pelo me ha quedado como el de una muñeca: apelmazado y lleno de enredos, pero con un poco de "tuneado" ya me veo más yo misma. Y lista para la acción.

El sexo con él es increible, como siempre. Yo no me canso de pedirle más y él, aunque se cansa, me lo da. Dejamos la cama como un charco, entre sudores y fluidos varios. Aún domina lo de "encontrarme el puntito" jajaja Le digo que, con una chica con la que se ha de encontrar dentro de poco en Madrid, lo pruebe también y luego me cuente. ¿Le habré enseñado bien a hacerlo? Espero que sí y que la haga disfrutar tanto como a mi...

La noche tiene una hora más, que se ha de hacer eso del cambio horario, pero para las dos él ya me ha dejado sola. Fuera, caen cuatro gotas, amenaza de lluvia. Ya le he dicho de broma que el tiempo varia según mi estado de ánimo, asi que le mando un mensaje diciendo: "¿Lo ves? Ya llueve, ya estoy triste porque te has marchado." El hambre me puede y le pego una arrasada al mini bar. Frutos secos, olivas, una chocolatina, un refresco... que me costarán lo que me hubiera gastado en una cena decente en cualquier restaurante.

El domingo me levanto tarde. Hace solete. Después de todo, no estoy tan triste jajaa Me he quedado bastante satisfecha, la verdad. ¡Ay, mi amante valenciano, eres un dios del sexo! Cada minuto contigo vale la pena.

Me doy un paseo por el centro y una vuelta por la Fnac, donde me compro varias cositas (un concierto de Kylie en Dvd, un CD de 30 seconds to Mars y una edición especial de la pelicula Seven que lleva un cómic muy chulo). Casualmente, me encuentro callejeando mientras hago tiempo para ir a comer con la tienda de Ann Summers. Sabía que esta cadena inglesa de lenceria y disfraces eróticos tenía una franquicia aquí en Valencia, pero no sabía dónde. Para otra vez que venga, ya se dónde iré.

Como en un Gino's, una fantastica ensalada césar y una pasta verde "forestali", con setas y tomate seco, absolutamente deliciosa. La atención de mi mesera es excepcional y le dejo una muy buena propina. Coñe, se nota que estoy de buen humor. Pienso, de vuelta al hotel, que por una vez, esta ciudad con la que tengo bastante mala relación, se está portando muy bien conmigo.

El sol entra por la ventana de mi habitación, reflejandose en la pared forrada de caoba, creando un bello efecto de sombras, asi que aprovecho para hacerme una sesioncilla de fotos que me quedan muy a mi gusto.





Paso la tarde conectada a mi ordenador, Facebook, series, lo mismo que haría si estuviera en casa. Me veo "El lector"(Kate Winslet, Ralph Fiennes) online y me voy prontito a dormir, que temprano sale mi tren de vuelta a Barcelona. Pasaré el día de Todos los Santos con mi Musa.

Este año, mi "Noche del Cuervo" fue también un emotivo reencuentro. ¿Cuanto tendré que esperar para nuestra próxima vez?


3 comentarios:

Juan dijo...

Con Juanma en Valencia y donde quieras mi niña, que ganas de tener pronto por Madrid para seguir disfrutando juntos.
Te echo de menos y te quiero mucho
Besos

Golfa dijo...

Heyyy Nikki!!!!!

Estás fantástica en las fotos!!!

Lo que me ha costado encontrarte de nuevo...

Espero que continúes por aqui!

De paso decirte que estreno nuevo blog....

¨Besazos preciosa

humo dijo...

¡Genial, muchacha!
Me encanta encontrar mujeres que saben disfrutar del sexo... Y lo saben contar.
Un beso